jueves, 25 de agosto de 2011

Tu peso ideal

Siempre que vemos revistas, la tele, cine, lo que sea, nos fijamos en cómo se ve la gente. Sobretodo la gente bonita. Las vemos duritas, bronceadas, divinas. Y hasta con nuestras amigas, fotos de nuestra adolescencia, pantalones viejos que tenemos en el closet pasa: queremos tener “una talla” determinada.

Si bien el peso es salud (Sorry por aquel que piense que el sobrepeso es reflejo de una vida saludable) hay una cosa muy cierta, que es nuestro peso ideal. Con tantas imágenes, tratamientos que hay en la calle, bombardeo de “tienes que estar flaca/o o no triunfaras” la gente pierde la idea real de todo esto. No es una carrera contra uno mismo, no tenemos que tener el peso que “pensamos” que es nuestro peso ideal, menos cuando esto se basa en imágenes de otras personas o en una foto de cuando teníamos 15 años. Nuestro peso varia con los años y debemos aprender a aceptar lo que es bueno a lo que creemos que es fino. Igual pasa con las tallas. Estas se acomodan a tu cuerpo, cuando está en su peso ideal, aprieta o te queda gigante cuando te quieres poner una que no te corresponde. Pero hay que estar claros: No todos somos talla M o S. Todo depende, otra vez, de tu peso ideal.

Y si bien ya llegaste a tu peso ideal, la idea tampoco es dejarte al olvido, volverte un flaco/a gordo/a (esas personas que pesan como cuatro kilos pero tres y medio son de grasa, cero músculos). Igual tienes que cuidarte, comer fino y que el ejercicio sea parte fundamental de tu rutina.

Aquí les dejo un link para que vean cuál es en realidad su peso ideal. Si están en el, pues más fino. Si están pa´rriba pues a trabajar se ha dicho. Pero no se obsesionen con un número o una talla que quizás no los representa.

Quieran su cuerpo, porque de verdad que sólo tenemos uno!




No hay comentarios:

Publicar un comentario