lunes, 15 de agosto de 2011

No te comas la nevera (entera)

Yo soy de las que tengo hambre todo el tiempo. Me encanta comer pero sé que muchas veces como de más porque como con los ojos, o dejo que mi apetito tome el control. Supuestamente, si uno hace comidas pequeñas llenas de los nutrientes correctos, el hambre debería llegar en los momentos adecuados. ¿Y cómo hacemos entonces para controlarnos esos días que sentimos que queremos comernos la nevera? Pues puedes seguir estos pasitos que espero te den una mano:
No te saltes comidas: Debes comerte tus tres comidas completas y dos snaks. Esa es la cantidad correcta. Tenemos la idea de que si comemos de más vamos a engordar y muchos prefieren saltarse alguna comidita y lo que hacen es comer como si no hubiese un mañana en la comida siguiente. Con este esquema no deberías pasar hambre durante el día.
Bebe agua: Muchas veces podemos confundir la sed con el hambre. Y si la verdad es que es hambre y todavía falta para tu próxima comida, confunde al hambre con el agua. Esto te hará sentir más tranquilo.
Duerme: Las hormonas leptina y grelina regulan tu apetito y estas están relacionadas directamente con las horas que duermes. Si tienes una buena noche de sueño estas hormonas trabajaran adecuadamente ayudándote a controlar tus ganas de comer.
Examina tu hambre: Date cuenta si de verdad tienes hambre o es simple fastidio o ansiedad. Pero si ya pasarón más de tres horas desde tu última comida, no lo pienses más, ¡lo que tienes es hambre!
Piensa en algo positivo: Distráete pensando en algo que tenga que ver contigo que no sea comida, una actividad que te guste, leer un libro, pintarte las uñas, espiar a la gente en Facebook… Siempre hay algo que puedes hacer que te tranquilizará y no tiene que ver con comida.
No te desesperes: Ok, tienes ganas de comer de más. Si esto no significa comerte dos brownies, si no servirte un poco más de ensalada por ejemplo, igual vas a controlar tu peso. Quizás un pelo más lento pero si te mantienes en tus comidas adecuadas y haces ejercicio (ahí si que no hay pele) sigues en el camino correcto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario