miércoles, 27 de julio de 2011

No saques estas delicias de tu dieta

La revista Prevention en su edición online publico siete comidas que la mayoría de las personas que están en la búsqueda de un cuerpo sano y fit habían sacado de su lista. Carbohidratos completos y grasas buenas que muchos se empeñan en decirle No. Esa visión es demasiado “ochentosa-noventosa”. La verdad es que son parte importante de nuestra dieta porque nadie vive a punta de atún y agua (si realmente quieres llegar a tu peso ideal y mantenerlo)
Pan: Es una fuente perfecta de carbohidratos que tu cuerpo necesita para producir serotonina, un neurotransmisor que promueve la sensación de llenura y confort. Por supuesto, las versiones integrales y de grano entero son las que necesitamos. Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre sus versiones con harinas refinadas (un no-no)
Pasta: Su composición cuenta con un porcentaje aproximado de 70 % de agua lo que ayuda a que te mantengas más lleno por más tiempo. Claro, aquí lo importante es, al igual que el pan, escoger las versiones integrales, comer la porción correcta (Como media taza ya cocinada) y acompañarlas con vegetales y alguna proteína magra. El queso parmesano debes alejarlo.
Papas: Es un vegetal con mala fama por que su versión frita es la más popular (y dañina). Pero al hacerla hervida o horneada, sus almidones se hinchan y cristalizan en una forma que se hace resistente a la digestión. Estos almidones resistentes se fermentan en el intestino grueso, creando ácidos grasos que pueden bloquear la habilidad del cuerpo para quemar carbohidratos y tu cuerpo debe quemar la grasa como energía. Otra vez, no te pases de la porción: El tamaño de tu puño va que chuta.
Manequilla de maní: Esta llena de ácidos mono-insaturados que previenen la acumulación de grasa en tu cintura. Las personas que comieron una o dos porciones de nueces o mantequilla de maní a la semana ganaron menos peso que las que no comían estas grasas. Esto también porque las grasas te ayudan a mantenerte más llena. Eso sí, hay que optar por las opciones naturales, sin grasa hidrogenada y sin azuzar.
Queso: Tiene como 100 calorías y 5 gramos de grasa por onza. Lamentablemente, esto sólo se aplica en los países donde venden versiones realmente descremadas y desgrasadas. En Venezuela, olvídense del tango que ni ese que venden que empieza por P y dice ser light es light de verdad. Para los criollos, dos cucharadas de ricota o requesón sin grasa máximo al día. Para los demás, con dos onzas (56 gramos) tienen.
Chocolate: No vayas a asaltar el kiosko aún. Por supuesto que hablamos de la versión negra negra negra como tus pensamientos. Con más de 72% de cacao. Darte este gustito puede evitar que te vuelvas loco comiendo chocolate lleno de grasa cuando lo veas mal parado por ahí. Lo importante es que no lo hagas a diario y con la porción correcta (máximo la mitad de tu dedo)
Fruta: Hay gente que le huye como el diablo y en realidad es el "dulce" de la naturaleza. Comerte una fruta después del almuerzo (por supuesto, mucho ojo con el carbohidrato que te comas en ese plato) o  como una de las meriendas, te ayuda a controlar tus ansias de dulce. Lo importante es no volverte loco, no comer ensaladas de fruta con azúcar y otra vez aunque parezca disco rayado, ojo con las porciones.



1 comentario: