miércoles, 15 de junio de 2011

No te lo comas!

Darse un gustito es algo bueno y hasta necesario. Aunque no creo que comer sanamente es comer “fo” (porque si tu estas comiendo así es por no ponerle más cariño a la comida que preparas) se que todo el mundo se goza una comida de esas que realmente sabemos que son malas. Hamburguesas con papa fritas y queso, pastas a la carbonara o con salsa Alfredo, comida rebosada y bañada en aceite. Fino, gócenlo. En pocas cantidades y mi recomendación sería una sola vez por semana. Pero háganlo pues.

Aún así con tus vacaciones mentales, hay tres alimentos que debemos tener bajo control. Es decir, disfruten pero no se vuelvan locos. Para mi la razón más importante de esto es que tu cuerpo simplemente no sabe que es “tu día libre” y si bien es un buen zacudón para el organismo, si te vas de palo, hasta mal te puedes sentir. La segunda razón es que hay alimentos que simplemente no necesitamos en nuestra dieta, o necesitamos muy poco, así sea día libre. Aquí van:
Azúcar procesada: Para mi es un no no. Y la verdad es que ni los niños deberían consumirla. No aporta ningún valor nutricional y simplemente se acumula en el cuerpo como grasa. Ojo, no hablo sólo de lo estético, también esa grasa que va quedándose pegada en tus arterías poco a poco. Si te sigue gustando este polvito blanco, no tienes que hacer de tu día libre el festival del reino de la azúcar. Date un gusto, y listo.
Grasas Hidrogenadas: Se han convertido en el mega enemigo del organismo y con razón. Si la grasa es la forma de energía que guardamos en nuestro cuerpo (Cuando se comen calorías demás) para llegar a eso, todos los alimentos tienen que pasar un proceso. Las grasas hidrogenadas la tienen fácil porque ya están en forma de grasas (Cha-chan!). Mi recomendación es que si en tu día libre quieres comer cachitos o empanada frita de desayuno, no te metas un arroz chino de almuerzo. ¿Se entiende?
Sal: Yo soy salera y lo reconozco, es uno de mis puntos débiles. Pero me cambie a la baja en sodio y si fuese más organizada, me compraría un molinito para utilizar la sal marina. Es difícil quitarla de la dieta porque casi todo (hasta los cereales!) tiene sodio. Ya que no podemos huir de ella, bajen la sal agregada. Es decir, no coman echándole sal a la comida y listo.
Tres tips simples que seguro harán tu vida y tu cuerpo mas fino, sano y divertido. Ojo y aquí hablo del día libre. En tu dieta normal, deberías eliminar al menos las dos primeras completamente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario