jueves, 2 de junio de 2011

No sabotees tu rutina


Estas más fiel que un perro callejero con tu rutina de ejercicios pero aún así no ves que avanzas. Puede ser: a.-porque estas cometiendo errores en tu dieta (cosa que comentaremos en otro post) b.-que tu rutina de ejercicio no es tan fina como crees.
Denise Austin señaló en uno de sus artículos de esta semana, unos peloncitos que por pequeños que parezcan, nos pueden echar pa tras todo el avance que teníamos con nuestra rutina. Aquí se los dejo para que estén pendientes:
-Hacer ejercicio cansado: Cansado estamos todos, pero ella habla aquí del cansancio de no haber descansado lo suficiente entre rutina y rutina. Tienes que dejar que tus músculos se recuperen y que las maravillosas hormonas reparadoras hagan su trabajo. Eso no pasa haciendo todos los días el mismo ejercicio para la misma parte del cuerpo.
-No calientas: Sientes que andas como acelerado y adelantas tu  rutina a la parte heavy sin pasar por Go ni cobrar los 200. Esto es una receta perfecta para hacerte daño en algún tendón, músculo o articulación. Cinco minutitos de estiramientos dinámicos y/o jumping jacks hacen la magia
-Levantar las pesas usando fuerza explosiva: a la hora de hit the iron, la forma y el tiempo que te llevas haciendo cada repetición es tan importante como el ejercicio mismo. Empieza con calma tu movimiento y termínalo de la misma manera.
-Guindarte de la máquina de cardio: Si estas cansado, mejor paras. Pero hacer cardio tratando de aguantarte para hacer el menor esfuerzo posible, no sólo es una broma para tu cuerpo, puede causarte alguna lesión en las caderas o en las extremidades. Endereza la espalada y apreta el chiquito!
-Tener las rodillas tensas: A la hora de levantar pesas debes tener las rodillas ligeramente flexionadas. Nada de pierna de muñeca por favor.
-Quedarte pegado con un ejercicio: Si te encanta la bici, tienes que apretar más. Con las pesas, agregar más peso y/o repeticiones. Si ya o sientes esa sensación de “calor” cuando terminas un ejercicio o ya no te cuesta, estas listo. Tu cuerpo se acostumbra también a lo bueno, ten eso presente a la hora de tu rutina de entrenamiento,

No hay comentarios:

Publicar un comentario