miércoles, 29 de junio de 2011

Mantén tus logros


Ok, ya bajaste tus kilitos, andas más contento que muchachito en juguetería y viene la pregunta ¿y ahora qué? Si vuelves a las “andadas” y no interiorizaste esto como un cambio en tu estilo de vida, fácilmente puedes volver a ganar todo lo que con tanto esfuerzo perdiste.
Entonces, ¿cuál es el camino a tomar? Además de conservar tu estilo de vida sano (buena comida y hacer ejercicios) puedes seguir estos puntos que te ayudarán a que ese look esbelto dure un poco más allá de la reunión de 20 años de graduados de tu colegio.

Evita las tentaciones: ¿Te acuerdas de ese refrán “ojos que no ven…”? Bueno, más o menos lo mismo aplica con las dietas. Si no lo tienes en tu casa, no te lo comerás. Si no tienes chucherías, carbohidratos refinados y grasas trans en tu casa, no las llevarás a tu boca. Así de simple.
Controla tus porciones: Recuerda utilizar tu mano como referencia. Un puño para los carbohidratos, la palma de tu mano para las proteínas. El resto del plato, llénalo de vegetales. Así vas en góndola.
Recuerda tus meriendas: No pases hambre. Recuerda alimentarte cada tres horas, comiendo comidas pequeñas y merienditas entre las principales.
Planifica tus comidas con anticipación: Una nevera full no tiene pérdida. Si tienes en tu nevera bastantes vegetales, proteínas magras y frutas, es imposible que no hagas una comida inteligente.
Sigue cambiando tu rutina de ejercicios: Así no estés entrenando para un maratón, recuerda variar tus ejercicios. Prueba clases distintas, otras rutinas de levantamiento de pesas. No te quedes estancado.

Estos tips deben ser parte de tu vida. Es la manera perfecta de vivir lleno de energía, con tu peso correcto y ánimo para todo lo que te propongas a hacer en el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario