jueves, 9 de junio de 2011

Come y quema

Siguiendo en la nota de la comida que “quema” (y no porque te la llevaste de la olla hirviendo a la boca) me encontré con este articulito de Oxygenmag.com súper interesante. Opciones divertidas que le pueden poner más sabor a tu plato, y unos centímetros menos a tu cintura:
Jengibre: Esa raíz que tiene una forma casi diabólica, además de tener un olor divino, descongestionarte de la gripe y darle el toque de sabor especial al sushi, te puede ayudar con la perdida de peso. Es un vasodilatador, lo que significa que expande tus vasos sanguíneos e incrementa el calor y metabolismo de tu cuerpo hasta en un 20 %
El ajo: No sólo espanta vampiros y le da un súper sabor a tus comidas. Tiene efecto termogenico y niveles bajos de insulina, lo que maximiza la quema grasa y aumenta el metabolismo.
Ciruelas: Además de su bello color, son una de las mejores fuentes de fibra, lo que te ayuda a mantenerte "regular" cuando hablamos de No. 2 (¿entienden?) Una sola ciruela aporta hasta dos gramos de fibra de los 25 recomendados en la dieta diaria.
Aceite de oliva: Las grasas buenas son como la kriptonita de las grasas malas, y por eso debemos incluirlas en nuestra dieta. Un estudio reciente reveló que las grasas monosaturadas incrementan el "desglose" de las células de grasa acumulada.
Vinagre Balsámico: No sólo tiene enzimas esenciales que ayudan a la digestión y "alborotan" el metabolismo, también ayuda a calmar el hambre. Y de ñapa, los aminoácidos del Vinagre Balsámico retardan los efectos del envejecimiento. Agarra pues.
Espinaca: Cargada de hierro es la opción perfecta para darnos las energías y fuerza necesaria para darle duro a las pesas. Más cuando estamos controlando el consumo de carnes rojas (Que tienen hierro como una ferretería pero son pocos los cortes magros que podemos escoger). Más rendimiento en el gym, más músculo, mayor metabolismo. Popeye tenía razón.




No hay comentarios:

Publicar un comentario