martes, 21 de junio de 2011

Come y no pases hambre



Para casi todos la palabra dieta es pasar hambre. Esto porque piensan en la dieta del pedacito de melón en ayunas a las 10 de la noche. Pero si de verdad llevan una alimentación balanceada, sin carbohidratos procesados y azucares, buenas proteínas y mejores grasas, esto no es así. Llevando una buena y dirigida dieta no debes pasar hambre.
Pero si todavía pones cara de gallina que mira sal a ese comentario, aquí te dejo una lista de las comidas que más llenan para que las incluyas en tu régimen:
Ciruela pasa: Si tienes ganas de comerte un dulcito, cinco ciruelitas de estas te darán la sensación de meterte un paquete de caramelos. Recuerda mantener las porciones seguras.
Nueces, almendras, merey y demás: Las grasas naturales de estos frutos secos harán que llegues cómodo a la hora del almuerzo o la cena. Recuerda, un puñito, no la bolsa completa.
Come primero los vegetales: Si eres de los que comes primero la ensalada, haz de esta casi tu plato principal. Si no, aplica la división del plato en tres: la mitad de ensalada, un cuarto para tu proteína, un cuarto para tu carbohidrato. Ojo, no tienes que llegar al borde del plato.
Desayuna con el mejor cereal del mundo: ¡La avena! No puedo reprimirme en piropos para la avena porque la amo. Si me pudiese casar otra vez, me caso con ella. ¡Es la mejor! Es un carbohidrato tan completo que tiene proteínas. Agarra pues.
Pide una sopita primero: Tomarte un caldito te dará sensación de saciedad. Claro, si lo que quieres tomarte es una sopa gratinada de cebolla, la cosa se pone difícil. Quédate del lado de las sopas sencillas como cremas de vegetales sin añadidos o caldos de pollo.
Proteína, proteína, proteína: Sueno a disco rayado pero las proteínas magras son la base para tu alimentación. Te ayudan a formar músculo y te dan sensación de saciedad. ¿Qué mas puedes pedir?
No peles la papa: Si el carbohidrato que te vas a comer es una papa, déjale su pielcita. Está llena de potasio y fibra, lo que te ayuda a estar lleno por más tiempo..



No hay comentarios:

Publicar un comentario