martes, 3 de mayo de 2011

Errores que cometemos...

Siempre digo que el cuento de estar Fit y sano no es dieta, o ejercicio. No es uno sólo, es la mezcla de los dos. Es decir, para conseguir cambios positivos, tenemos que cambiar nuestro estilo de vida en general. De nada vale comer brócoli y arroz integral si el único ejercicio que haces es escribir en la computadora. Y por otro lado, si por cada clase que pasas aferrado a tu bicicleta de spinning te comes un combo de hamburguesa y papa fritas que tiene hasta el triple de las calorías que quemaste, tampoco vas para ningún lado. Y hablando de ejercicio, tenemos muchos conceptos errados, nos sobre-entrenamos, o hacemos muy poco, o hacemos demasiado en poco tiempo, etc.

Hay una chica chilena llamada Mabel Araya que manda siempre información pertinente a la vida saludable y el control del peso. El fin de semana me llegó este email con varios errores que cometemos en los ejercicios para quemar grasa. Me pareció pertinente la manera como sistematizó estos errores, de los cuales seguramente todos hemos sido partícipes. Lo importante es reconocer donde fallamos y trabajar en pro de solucionar estos huecos. Como siempre, esto no es una compra loca de fin de semana, este estilo de vida es una inversión a súper largo plazo.

Aquí les muestro algunos de los errores de los que habla Mabel. Tomen nota y rectifiquen, que todavía hay tiempo:

No establecer un programa: Sabes muy bien que quieres perder grasa, pero ¿qué camino vas a tomar para lograr tu meta? Esta es una decisión importante, así que no te embarques en tus rutinas de ejercicios sin una estrategia definida.

No ponerte metas medibles: Perder grasa es una buena meta, sin embargo, es muy ambigua. Si te pones metas más específicas, podrás tener un sentimiento de logro al poder graficar tu progreso conforme vas avanzando a tu meta. Por ejemplo, puedes establecer la meta de bajar 1 libra o 1% de grasa corporal cada semana. También podrías ponerte la meta de hacer ejercicio 6 días a la semana. Cada vez que tengas éxito en cumplir dicha meta, te acercarás más a tu meta.

Sobrecarga cardiaca: ¿Alguna vez te has sentido como que estás dando vueltas en círculos sin avanzar? Es posible que hayas estado haciendo demasiado ejercicio cardiovascular. Trata de disminuir los ejercicios cardiovasculares a menos de la mitad en tu rutina de ejercicios y pasa más tiempo en ejercicios de resistencia. Quemarás calorías durante el ejercicio y formarás masa muscular que quemará más calorías aún al estar en reposo.

Asumir que el ejercicio compensará la sobrealimentación: Hacer ejercicio regularmente es algo maravilloso, pero el ejercicio no compensará los malos hábitos alimenticios. Mantente firme con tu nutrición y no tendrás que matarte haciendo tantos ejercicios para quemar esas calorías extras.

Saltarte sesiones de ejercicios: Has tenido una noche difícil, un día muy estresante y una semana muy pesada. Sería muy fácil posponer tu sesión de ejercicios hasta mañana, pero ¡no lo hagas! Tu ejercicio para quemar grasa te hará sentir mucho mejor. El ejercicio hace que nuestro cuerpo libere unas sustancias llamadas endorfinas, las cuales nos hacen sentir relajados y contentos.

Estancarse en una rutina: El cuerpo humano es altamente adaptable. Eso es magnífico desde una perspectiva evolutiva, pero esto implica que tu rutina necesita un cambio de vez en cuando. Evita que tu cuerpo se vuelva complaciente añadiendo más ejercicios de fuerza a tu rutina. Ejercita un grupo muscular diferente. Varía la intensidad de tus ejercicios cardiovasculares y su duración.

Si quieres saber más sobre Mabel accede a su blog aquí



No hay comentarios:

Publicar un comentario