martes, 12 de abril de 2011

Barriga "satisfecha", corazón contento


Para tener un corazón feliz no es necesario tener la barriga llena. Normalmente lo que asociamos con el dicho popular (a barriga llena, corazón contento) es un gordito sobándose la pancita después de una papa tremenda, llena de cosas malas e incorrectas. De hecho, estudios relacionan la circunferencia de la barriga con los ataques al corazón. “Una cintura superior a los 80 centímetros entre las mujeres y a los 90 centímetros entre los hombres supone un factor de alto riesgo de padecer un ataque cardíaco, según la Federación Mundial del Corazón” *
Así que si piensas en tener tu barriga llena, es mejor pensar en tenerla satisfecha, con las cosas correctas. Tener en tu casa una despensa/nevera llena de cosas buenas para tu corazón, se manifestará de manera directa en el tamaño de tu cintura. En Everydayhealth recomiendan cinco grupos de comidas para mantener tu peso en el rango correcto, y tu corazón sanito:
Frutas y vegetales: mientras más variadas, mejor. No vas a tener excusa de “aburrirte” con ellas.
Granos completos: Arroz integral, pan integral, avena y cereales integrales.
Grasas buenas: Salmón, aguacate, maní, almendras, aceite de oliva.
Proteínas magras: pollo, atún y otras carnes magras.
Productos lácteos bajos en grasa.

Para completar la lectura, en el artículo te ponen un ejemplo de dieta, como para que no haya duda. Revísalo aquí.

Mídete la cintura y toma acciones. Si tus números te dieron miedo, no todo esta perdido, empieza a hacer cambios ya. Recuerda que no hay plan de alimentación que funcione si no está acompañado con ejercicios. Es una ecuación que realmente mantendrá tu barriga plana y tu corazón contento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario