miércoles, 2 de marzo de 2011

Tips para estar satisfechos

Una de las cosas que le da más culillo a la gente cuando oye la palabra “dieta” es pasar hambre. Claro, estamos acostumbrados a que la “dieta” sea un sacrificio, llena de comida sin sabor, y en cantidades mínimas y pichirres.
Pero eso no tiene que ser así. Teniendo siempre presente las porciones (como las que nombré en post anteriores y que son más que suficiente para cualquier humano) con una alimentación balanceada -tus tres comidas y dos merienditas- no debemos pasar hambre. Lo que pasa es que el estrés de “hacer dieta” nos hace tener ataques de ansiedad que hacen ver un plato normal de comida como una muestra médica.
Primero, debemos quitarnos de la cabeza la idea de que dieta es pasar hambre, y segundo, estar satisfechos con lo que comemos no debe ser sentirnos pesados como una gandola.
En la página Calorie Count, que btw es un magnífico acompañante para los que queremos cuidar nuestro cuerpo y estar más sanitos, publicaron unos tips sencillos para “calmar el hambre” y no sentir que estamos pasándola mal. Lo bueno es que son tan sencillos como abrir los ojos por la mañana: desde tomar más agua, comer avena (yummi!), comer huevos,  incluir nueces en la dieta y usar vinagre y canela, que regulan los niveles de azúcar en la sangre después de cada comida.
Obviamente, estos tips no es para usarlos todos juntos (no le vas a poner vinagre a la avena, pero si le puedes poner canela, ¿no?) pero puedes ponerlos en práctica en tu día a día para que no sientas que te quieres comer la nevera entera.
Aquí te dejo los tips directo de la página para que los tengas presentes cuando pienses que tu comida no te llena ni una muela.

Foto tomada de http://www.mfablog.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario