lunes, 28 de marzo de 2011

Si podemos!

Los lunes pasa algo, o uno se para alborotado y emocionado o puedes pararte con poquitísimo ánimo. Todo se hace pesado y la rutina es una carga ultra pesada. Y en esa rutina tenemos que incluir nuestras metas personales (bajar de peso, estar más sano, verme mejor). Y si, eso es un trabajo y no a todos se le da natural.
La verdad es que para muchas personas hacer ejercicio y comer bien es realmente un tostón. Pensar en pararse temprano para ponerse a hacer algo, o llegar cansados del trabajo para ir al gym, es un no-no. Además, hay que aderezar eso con comidas que muchos no están acostumbrados a comer, piensan que son aburridas o que no tienen sabor. Todo se vuelve un fastidio y la meta de ponerse ese pantalón que te entraba hace dos años se ve lejana, pero comerte un chocolatito y echarte en el sofá, lo ves cerquita. Ahí empieza a rondar en la cabeza una frase que es mas mala que el diablo: “Es que yo no puedo hacer eso”.
La verdad es que si podemos. Todo el mundo puede comer mejor, todo el mundo puede hacer ejercicios, algo al menos. Lo que está detrás de esa frase es “yo no quiero”. Y cambiar nuestra mente de ese pensamiento negativo a uno positivo, es un ejercicio que también tenemos que incluir en un estilo de vida mejor.
Tenemos que tratar de hacernos un “reseteo” mental, dejar de lado esos pensamientos negativos que asociamos hacia el ejercicio y la comida sana y ligarlos con cosas buenas.  Tenemos que tratar de eliminar los “Yo no puedo (yo no quiero)” por “Yo SI puedo (yo si quiero)”. Hasta bonito suena.
Si empezamos a ver una ensalada como “que rica, que sabor tan fino y además no me deja empachada la barriga”; cada sesión de ejercicio como “este es un paso más para el traje de baño que me voy a comprar”; cada elección inteligente de alimentos e ingredientes como “esto seguro me da dos años más de vida”, les aseguro que el camino se hará más fácil. Asocien todo con algo bueno y con un placer que se mantiene en el tiempo. El chocolatito o el sanduchito chorreante de queso te pueden dar satisfacción en un minuto, pero, ¿después te queda algo?  Puede que remordimiento y kilos demás. En cambio, hacer ejercicio y comer bien es como una inversión a largo plazo: los buenos resultados no se van a ir de la noche a la mañana. Si los haces un hábito, se pueden quedar ahí para el resto de tu vida.
Así que hoy lunes piensen en positivo. Piensen que si pueden. Vean su comidita más sabrosa que nunca y cada repetición de pesas o minuto que pasen corriendo como si fuese lo más rock de la semana. Recuerden cada segundo: ¡Si podemos!

Foto tomada de http://www.fitsugar.com/Do-You-Consider-Exercise-Form-Therapy-3554805

No hay comentarios:

Publicar un comentario