jueves, 3 de marzo de 2011

Once you go black...

Yo no soy extremadamente dulcera, pero como todo ser humano, me gusta comerme un postrecito de tanto en tanto. No voy a matar a nadie si no lo hago, pero si de verdad tengo muchas ganas de comer alguito, busco mis maneras. La primera es la fruta, y aunque suene a consejo de vieja, la fruta es el dulce de la naturaleza. Métanle el diente a una manzana amarilla o a un plato de lechoza y luego me dicen si no les sabe a dulce.
Pero entiendo que esto no es lo que mata más la ansiedad si lo que te provoca es un Sunday doble chocolate con maní. Si esa era tu idea del postre y me aparezco con una taza de patilla, por ejemplo, seguro me lo lanzas por la cabeza.
Para todos esos súper dulces adictos que necesitan su daily fix les digo que no todo está perdido. Si estas en una nota healthy, claro que puedes comer tu dulcito, y de hecho, puedes comer chocolate. Claro, la idea es que comas el chocolate negro.
El chocolate negro no sólo te calma la ansiedad, sino que te ayuda a estar más sanos, ¡en serio!.En un artículo publicado en la página de la South Beach Diet nombraron tres de las razones para comer chocolate negro: 1.- Ayuda a bajar la tensión arterial; 2.-Actúa antiinflamatorio y 3.- Te prolonga la sensación de llenura y por ende, no comes más de lo que debes.
Como todo, la cosa es no excederse, para provechar sus beneficios no debes comerte un tolete completo. Con sólo un pedacito (digamos, la mitad de tu dedo) puedes disfrutar de su función “saludable” y matar tus ansias de dulce.
Ya sabes lo que dicen “once you go black, you never go back”…
Si quieres leer más sobre los magníficos beneficios del chocolate lee el artículo completo aquí.

Ps, Si les interesa el tema, copien el link de donde tome las fotos. Ahí hablan de los beneficios del chocolate para tu corazón, y no de melón!.

Foto tomada de http://www.mohrresults.com/dr-chris-mohr-weight-loss/dark-chocolate-health-benefits/

No hay comentarios:

Publicar un comentario