lunes, 14 de marzo de 2011

Ni tan solo, pero nunca mal acompañado

El dicho reza “mejor solo que mal acompañado” y eso no puede ser más cierto cuando hablamos de parejas o amigos que son más malos que el hambre. Muchos tenemos conocidos, arrejuntes y panitas que en realidad nos hacen más mal que bien y que sólo la madurez logra que podamos identificarlos para sacarlos de zarpazo de nuestras vidas. Los que ya lo hicieron, finísimo, los que están en el camino, denle pa´ lante que nunca es tarde.
En la cuestión del fitness, la salud y el peso, la verdad es que sólo cuesta más.
Es más difícil seguir un régimen de comida sana cuando en tu casa lo que quieren es darse un atracón de tocineta todos los días, sentarte a comerte tu comidita healthy mientras el que tienes al frente se esta comiendo un mega combo triple queso, o tratar de hacer ejercicios y que alguien te diga “mejor vamos a ver esta películita”. Pues sí, hacerlo así es megapeluo.
Por eso muchísimos especialistas de la industria del fitness recomiendan hacer de la vida sana “un family affair”. Es decir, que los que vivan contigo, también se metan en el carril. Si a ver vamos, a nadie le conviene comer grandes cantidades de azúcares y harinas refinadas rebosadas en grasas saturadas. A nadie. Entonces, ¿por qué no ir incluyendo a todos los miembros de tu clan en un estilo de vida que sin duda, será mejor?. Sé que no es una tarea fácil pero se puede.
Mi esposo (pobre) lo tengo a monte. Ojo, dejo que se de sus gustos, que coma cosas de esas que digo “malas” de vez en cuando, le tengo hasta unas galletas Susy en la despensa para el fin de semana. Pero eso es todo. Para el fin de semana. El resto de la semana, yo como pollo, batata y brócoli. Adivinen que come él (aquí no hay menú muy variado, se come lo que hay y punto). Y no lo hace obligado. Es parte de su vida, lo disfruta y listo.
Si la situación en su casa de verdad es de guerra contra la vida sana y te miran como gallina mirando sal cada vez que lavas una lechuga, pues no todo está perdido. Si te metes en Internet vas a encontrar miles de sitios con gente dispuesta a darte una mano, con dudas y otras con respuestas (ejem, ejem, métete más en mi blog je!). Busca un pana que te acompañe al gimnasio, compartan tips, hablen de lo fino que les fue la semana pasada o de una nueva receta que encontraron. Seguramente, los que tienen saboteadores personales (Que son como la Némesis de los personal trainer) en algún momento caen. Cuando los vean bellos, llenos de energía, poniéndose esos “SkinnyJeans” que no les cabían hace años, les caerá la locha. Lento pero seguro. Mientras tanto, no decaigan y a la mala compañía, pues “fuera Satanás!”.

Foto tomada de http://www.newleafhealthcare.org/healthy-weight-loss/exercise-for-weight-loss/finding-motivation-to-exercise



1 comentario:

  1. http://gentlepurespace.com/blog/archives/et-means-exercising-together

    ResponderEliminar