miércoles, 9 de marzo de 2011

Back in track

Ok, pasaron los carnavales y no te portaste tan bien. Te echaste más palos de los que debías o atacaste esa bolsa de Tosticos un poco más seguido de lo que tenías planeado. Fino, no todo está perdido.
Yo no soy del aproach de todo o nada. Está bien, no seguiste tu plan finísimo que llevabas, eso no quiere decir que porque sea miércoles la semana esté perdida. No es tarde para volver a estar back in track.
Por eso aquí te dejo estos cuatro tips para retomar tu vida sana, bella y divertida, sin mucho esfuerzo ni sufridera.
-No te reclames tanto: Ok, si ya te comiste esa hamburguesa doble queso con extra tocineta y papas grandes, todos los días del asueto, lo hiciste y punto. No por estar quejándote y auto-reclamarte las calorías extras van a salir de tu cuerpo. A lo hecho, pecho. Sigue pa´lante que la pelea es peleando.
-Límpiate: Cuando llegas de un día súper cansón, con colas, monóxido, aires acondicionados que huelen fó, cigarro, etc. ¿qué es lo que te provoca hacer? La mayoría se hecha un baño, ¿no? Pues el agua sirve para limpiarte tanto por fuera como por dentro. Durante estos tres días trata de tomar bastante agua. Si son más de tus 8 o 10 vasos, mejor. Límpiate por dentro como si te dieras una ducha. Claro, omite el jabón.
-No te quedes quieto: Se que debes estar mamado, no sólo de las horas divertidísimas bajo el sol con tus panas, sino de la cola mamarra que te tuviste que calar para volver a tu casa y que divertidamente se repite todas las mañanas para ir al trabajo. Pero si tu reacción es “mejor me echo un guindecito cuando llegue a la casa” vamos por el camino equivocado. Sigue con tu rutina de ejercicios diaria para darle a tu cuerpo la dosis de endorfinas que necesita para afrontar la semana. Además, en este caso, sólo son tres días. ¡Yeeeeiiiii!
-No dejes de comer: Si crees que porque te pasaste en tus comidas, la mejor opción es hacer la dieta del melón en ayunas a las 10 de la noche, no lo hagas, por favor. Recuerda nutrir y alimentar a tu cuerpo en los momentos correctos con la comida que necesita (granos y carbohidratos integrales, vegetales, proteínas magras y grasas buenas) para que la energía no se vaya de tu lado. Saltarte el desayuno, almuerzo o meriendas, sólo va a hacer que ataques con furia la próxima comida.

Como siempre recuerda que esto de la vida “sana”, cambiar hábitos y estar mejor con tu cuerpo y apariencia no es una carrera rápida, es más tipo maratón (que no se acaba). Cada pequeño esfuerzo cuenta, y tu cuerpo te dará las gracias.

Foto tomada de http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:New_York_marathon_Verrazano_bridge.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario