miércoles, 9 de febrero de 2011

Grasa: yumi yumi!

Ok si te hablan de dietas, piensas que las grasas son malas como el diablo. O al menos como el ayudante del diablo (Belcebu him self deben ser los carbohidratos). Pero eso, al igual que los pantalones con estribos, es una idea “demasiado 1990”. Es decir, vieja, pasada de moda. Las grasas rules y hay que incluirlas en la dieta.
Pero antes de que salten de alegría a untarle 20 cucharadas de mayonesa al pan, freír hasta el arroz para utilizar más aceite y cambiarte a la leche con plomo (es decir, completa) espérate un tanto. Las grasas son buenas, pero justamente las grasas buenas.
Las grasas pueden ser grasas saturadas (que son malas y que están ligadas a la aparición del colesterol malo) y la mayoría se encuentran en alimentos de origen animal: carne, leche y derivados sin desnatar. Las excepciones del mundo vegetal que si tiene grasa saturada es el aceite de palma y de coco. Así que fuera Satanás.
Grasas insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas) y las reconocemos por que se muestran como líquidas a temperatura ambiente.
Las monoinsaturadas las encuentras en el aceite de oliva y maní, que no es que se vuelven líquidas como el agua pero sí más espesas. Y las poliinsaturadas las encuentras en el aceite de pescado y el aceite de semillas de girasol.
Más malas que las grasas saturadas son las trans fat, o grasas transgenicas que tienen la habilidad de pegarse a las arterias como un chuco y las obstruyen. Son grasas originalmente insaturadas (de origen vegetal) que a través de un proceso que se llama hidrogenación, hacen que se transformen en ácidos grasos, se conservan mejor y se les da una apariencia menos fluida. Estas, al ser súper requete procesadas, son creadas por la "industria alimenticia" porque son baratas de colocar en los productos. Margarinas, galletas, pastelitos, y demás tienen de esto y ahora uno debe fijarse en las letricas, que ya no son tan chiquitas, que dicen “0 grasas trans”.
¿Qué cuantas grasas puedo comer al día? Pues léete el post de las porciones y el link de la Clínica de Mayo. Y para que estés mas seguro, disfruta de esta presentación de Prevention sobre las grasas monoinsaturadas que hasta hambre me da.

No hay comentarios:

Publicar un comentario