lunes, 7 de febrero de 2011

Controlando las porciones

No sé ustedes, pero una de las cosas que de verdad me fastidia de las dietas, regimenes extremos de adelgazamiento y recetas mágicas para perder los cauchos son las medidas. Las de mi cuerpo me las sé, pero cuando uno lee una dieta que te dice 120 gramos de pechuga de pollo, lo que me provoca decir es Really? ¿Cuánto carrizo es 120 gramos de pollo? Yo nací sin habilidad para la estimación (cuando ando en un concierto y me preguntan cuántas personas fueron mi respuesta va a ser “un gentío” y listo) así que debe ser que mi ojo no vino con la habilidad de medir matemáticamente cuanto son 120 gramos cuando veo un pedazo de pollo pues.
Y como la idea del buen comer, es comer varias veces, pero poco, muchas veces me pregunté ¿Qué carrizo es poco? Un plato de cereal puede ser poco, pero ¿si el plato es grande? ¿Y si el plato es súper chiquito?
Para no estar con una pesa de repostera pegada a la mano, hay métodos ultra fáciles para medir la comida, y comer la que justamente te corresponde a ti. Yo utilizo una que por lo básica parece inventada en Carúpano: La mano.
Cuando se trata de proteínas, el tamaño debe ser la palma de mi mano (sin los dedos y que fino que tengo las manos grandes). Carbohidratos es el tamaño del puño, que es aproximadamente una taza de producto ya cocido (tipo para cereales) y un poquito más de la mitad para arroz, papas cocidas, pasta. Queso, tipo palmizulia que viene en esas rebanadas imposibles de separar, son tres lonjas, que si se ponen a ver también son del tamaño de la mano (ojo al día, ¡no es que te vas a comer 18 de esas!). Jamón de pavo, igual.
Si tienes mucha hambre, pues llena tu plato con ensaladitas. Mientras más verde mejor y por supuesto, la ensalada de gallina, césar, y cualquiera con mayonesa entran en esta categoría.
Y recuerda, una comida no es sólo “un poquito de arroz” o “tres lonjas de jamón”. Al menos tres de tus comidas balanceadas deber tener su carbohidrato (almidonado y fibroso) y su proteína.
Esto lo puedes hacer sin pesar en que es una dieta, piensa sólo que es tu “estilo de vida healthy” que suena más glamoroso (sabes, la gente de Hollywood tiene “este estilo de vida, ay que chic”). Si lo dejas de ver como una dieta, seguro todo se te hace ultra-más-fácil.
Aquí les dejo una guía de la Clínica de Mayo para control de porciones, con fotitos y todo para que se hagan mejor la idea pues.

1 comentario:

  1. Excelente tip para las porciones! Ahora a ponerlos en practica :P

    ResponderEliminar