martes, 25 de enero de 2011

Hello Carbs!

Como toda jeva que ha hecho dieta, me alejaba de los carbohidratos como Rambo huyendo de los árabes, rápido y con miedo. Pero me he vuelto más amplia de pensamiento, o mejor dicho, más informada. Los carbohidratos, no son malos, sólo hay que conocerlos. Para poder armar músculo (que a su vez es quien nos ayuda a quemar las grasas) hay que comerlos y punto. Eso sí, a todos los amantes del pan canilla les advierto: no canten victoria. Para poder aprovechar los beneficios de los carbohidratos, hay que comer los que son naturales e integrales. Pongámoslo así: Todo lo que sea blanco, no es bueno. Si viene del suelo (legumbre o frutas) o en una bolsa pero tiene grano entero, digan como Ramones: Hey, ho, lets go! También hay mejores momentos para comerlos. Post ejercicio es perfecto o más temprano en la mañana. Yo hago mis pesas en la mañana temprano y luego me como un ultra plato de avena. Listo el pollo (la avena pues)
Esta semana voy a comer más carbohidratos. Como estoy en mi fase exótica voy a comer batata todos los almuerzos.
La semana pasada mi experimento de “hacer menos ejercicio, pero hacerlo más intenso”, fue un éxito multitudinario. Baje una libra (medio kilo) y un cm. en cintura y muslo (no me importa mucho el pecho, en realidad ahí no hay nada que se pueda perder ya) Como yo soy la hermana sin ritmo de La Piernona de Miguel Molly, ando más contenta que niñito en juguetería.
Vamos a ver como nos va esta semana con “mis amigos los carbohidratos”.


1 comentario:

  1. WoW! que fino que te funciono el "experimento". Yo voy a probar "no comer nada" para ver si eso me funciona a mi :P (kidding).
    Porque batata? es mejor que la papa?

    ResponderEliminar