jueves, 13 de enero de 2011

Como Madonna...


Yo era del común de las mujeres que pensaba que eso de levantar pesas era para “papeados”. Que ni de vaina levantaría algo más pesado que mi cartera y que ser fuerte era tener la resistencia para trotar, montar bicicleta, etc. Claro, llego Madonna a mi vida, y, como otro bojote de mujeres, me dije: Yo quiero tener los brazos como ella, y ya. A pesar de achacarle sus torneados bíceps a la práctica del yoga, bien se puede lograr esa definición comiendo bien y levantando pesas. Y eso es lo que yo hago desde hace unos años. Nunca me voy a poner papeadísima como un físico culturista, ya que simplemente las mujeres no tenemos la testosterona suficiente para desarrollarnos de esa manera. Pero con una buena alimentación y un programa definido (nada de mancuernitas de una libra) si se puede lograr alguito. Todavía no los tengo como Madonna, pero estoy en camino.

PS: Aunque las dos estamos igual de risueñas, en esa foto yo me estaba tomando unas birritas en una reunión, y Madonna estaba saliendo del gimnasio diciendo “soy la mejor, muéranse de envidia” (a las gorditas millonarias que van a su gym).